Doná comida gratis

29 de diciembre de 2008

El amor no es una sopa instantánea...

Hoy me mandaron esto por e-mail y no podía dejar de compartirlo... porque comparto todo lo que está expuesto en este texto, espero les guste...


Has probado las sopas instantáneas? Un poco de agua, resolver, y ... listo!
Bien... nos han hecho creer que el Amor también es así: instantáneo.
Dos que se atraen en los primeros diez minutos de la película, transitan cuatro días o dos meses
con encendidas miradas que se cruzan... y ya está!. Entonces se dicen las ineludibles palabras: "TE AMO". No, no,no!
Corte, señor Director! Ese guión esta mal escrito!
El Amor no es una sopa instantánea: es una comida compleja, de cocción muy, muy lenta...
Es más: nos han hecho creer que " cuando el Amor aparece" es como sí estuvieras ante una mesa con mantel blanco y velas encendidas, y un Alguien anhelado te lo fuera a servir en bandeja de plata.
No, no, no! No te lo dan así: la vida te trae sólo una cesta rústica con muchos ingredientes.
Y tendrás que trabajar arduamente con ellos: llorar pelando cebollas, mascar amarguras, quemarte, equivocarte en la mezcla y tirarla una y cien veces.
Hasta que quizás logres cocer el manjar.
Y puede que tenga fecha de vencimiento.
Pero puede ser, en cambio, que hayas logrado gestar con el otro un alimento no-perecedero.

Amor Consciente
A medida que corta, pela, revuelve... cada cocinero se va transformando.
Pues es más que cocina: es alquimia!
Y eso tiene un valor extraordinario, porque aunque lo cocido, al final, no fuera comido ya por nadie, -si el vinculo se malograra-, hay algo que justifica plenamente esa tarea: que el cocinero pueda salir del vinculo más maduro, más crecido... más sabio.
En ese caso, la experiencia que haya desarrollado implicará una pericia que le quedará disponible para sí mismo, pues se podrá perder o arruinar el objeto amor, pero el Amor, jamás: es una habilidad que queda dentro de uno.
Sí: saber amar requiere entrenamiento. (Nunca nos dijeron!)
Y cuando se dé una nueva ocasión es posible que ese cocinero, antes torpe, compruebe que se ha ido convirtiendo en un verdadero cheff: sabes distinguir mejor los ingredientes nobles de los potencialmente tóxicos, sabe descartar una mala poción a tiempo,sabe, cuando el potaje
es bueno, tenerle paciencia al fuego lento para que no se arrebate con demasiada intensidad...
Todos lo sabemos en relación a la amistad: para que uno diga "Es mi mejor amigo", ¿cuántos años tienen que haber pasado? ¿Cuántas pruebas superadas juntos?
Entonces: sí decidimos que una pareja es "más que una amistad", ¿cómo puede uno afirmar a los quince minutos de iniciada su propia película "es el hombre (mujer) de mi vida"?
Esa falta de realismo produce inevitablemente DOLOR. Pero ese dolor puede hacer que comprendamos que el Amor no es como nos lo dijeron.
Que necesitamos tirar a la basura nuestras insensatas creencias sobre lo que supuestamente es el Amor.
Que ese raro manjar sólo puede elaborarse con TIEMPO y con TRABAJO INTERNO: explorar un vínculo nuevo hasta conocerlo, y, sobre todo, CONOCERSE A SI MISMO A TRAVÉS DE ESE VINCULO. Eso es el Amor Consciente. Escuchemos a Jonh Lennon decirlo:

"Nos hicieron creer que el "gran amor", solo sucede una vez, generalmente antes de los 30 años.
No nos contaron que el amor no es accionado, ni llega en un momento determinado.
Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad.
No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en nuestras vida merece cargar en las espaldas la responsabilidad de completar lo que nos falta.
Las personas crecen a través de la gente.
Si estamos en buena compañía es más agradable.
Nos hicieron creer en una fórmula llamada "dos en uno": dos personas pensando igual, actuando igual...
Que era eso lo que funcionaba!
No nos contaron que eso tiene un nombre: anulación.
Que sólo siendo individuos con personalidad propia podremos tener una relación saludable.
Nos hicieron creer que el casamiento es obligatorio y que los deseos fuera de término, deben ser
reprimidos.

Nos hicieron creer que los lindos y flacos son más amados.
Nos hicieron creer que sólo hay una fórmula para ser feliz, la misma para todos, y los que escapan a ella están condenados a la marginalidad.
No nos contaron que estas fórmulas son equivocadas, frustran a las personas, son alienantes, y que podemos intentar otras alternativas.
Ah, tampoco nos dijeran que nadie nos iba a decir todo esto:
cada uno lo va a tener que descubrir solito.
Y entonces, cuando estés "enamorado de ti mismo" vas a poder ser feliz y te enamorarás de Alguien.
Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor aunque la violencia se practica a plena luz del día."

17 de diciembre de 2008

Está pasando diciembre...

Está pasando diciembre... los días y las horas transcurren a un ritmo inimaginable... Pasó el día de mi cumpleaños, mejor de lo que esperaba, pese a haber tenido que dedicar un par de horas a estudiar. Ayer rendí un examen final. Así que ya estoy oficialmente de vacaciones, libre por un par de semanas...

He tenido días de insoportable melancolía, pero también instantes llenos de felicidad... Días en los que mi cabeza no paraba de hacer conjeturas, de analizar todo, momentos en los cuales buscaba la manera de evadir esos pensamientos negativos, intentando focalizar mi mente en otra cosa, en otras actividades.

Está pasando diciembre... se acercan las fiestas y un año nuevo está a punto de comenzar...

Solo espero que sea el mejor, en todos los niveles y sentidos, para todo y para todos..


3 de diciembre de 2008

Vida

Ya perdoné errores casi imperdonables.
Traté de sustituir personas insustituibles
y olvidar personas inolvidables...


Ya hice cosas por impulso,
ya me decepcioné con personas
cuando nunca pensé decepcionarme,
mas también decepcioné a alguien...


Ya abracé para proteger,
ya me reí cuando no podía,
ya hice amigos eternos,
ya amé y fui amado,
pero también...fui rechazado,
ya fui amado y no supe amar.


Ya grité y salté de tanta felicidad,
ya viví de amor e hice juramentos eternos,
pero también "rompí la cara" muchas veces!!!


Ya lloré escuchando música y viendo fotos,
ya llamé sólo para escuchar una voz,
ya me enamoré por una sonrisa,
ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia
y... tuve miedo de perder a alguien especial
(y terminé perdiéndolo) ¡pero sobreviví!


Y todavía vivo!!!


No paso por la vida...
y vos tampoco deberías solo pasar...
¡¡¡ viví !!!


Bueno es ir a la lucha con determinación...
Abrazar la vida y vivir con pasión,
perder con clase y vencer con osadía,
porque el mundo pertenece a quien se atreve
y...¡¡¡ la vida es mucho!!!... Para ser insignificante".


Charles Chaplin.


Hoy más que nunca necesito de un texto así, especialmente de la última parte... La vida es mucho y no quiero encerrarme otra vez, solo tengo que luchar contra ese deseo de permanecer en casa... Quedan a penas unos días para mi cumpleaños y no quiero estar rodeada de tanta melancolía...

20 de noviembre de 2008

Hasta prontito...

Terminaron las clases, ayer fue el último día de cursar, la semana próxima tengo un parcial y después tendré que estudiar para rendir un examen final a mediados de diciembre.


Debo decir que fue rara la sensación... se que es la única forma de perder contacto con él, que quizás el año próximo no nos veamos en la universidad, que es la única manera aparente para que, poco a poco, pueda dejar de pensar en él, pero a pesar de eso, de mis ganas de olvidarlo, regresé con una rara sensación a casa...


Seguramente pasará un tiempo hasta que vuelva a actualizar... porque entre estudiar y lo que me gusta disfrutar del sol, son pocas las ganas de escribir, sumado que tampoco tengo ideas, ni inspiración siquiera...


En la medida que me sea posible los iré leyendo...


Gracias, por sus comentarios, por su apoyo, porque he encontrado en este medio la manera de desahogarme, que no es poco...


Hasta prontito!!! En menos de lo que pienso, seguramente volveré a escribir...

9 de noviembre de 2008

Cuando el corazón no entiende de razones...

¿Cómo se supone que he de olvidarme de quien cada vez descubro más cosas que me gustan? ¿Si tiene todo aquello que busco en una persona? Más allá de saber que yo no soy lo que él busca...


Hoy he estado un tanto triste, el día estuvo nublado, llovió... pero en la última hora y media, tiempo en el cual pude descubrir otros pequeños detalles de su personalidad, no he parado de sonreír... él se ha llevado todas mis sonrisas...
Ha hecho que mi corazón latiera con tanta fuerza, como hacía tiempo no latía...


¿Cómo se supone que debo seguir convenciéndome que no lo quiero? ¿De dónde saco la fortaleza? Sí me he sentido tan bien...


Sé que ahora me siento así, tal vez mañana también... pero ¿y después? El quererlo y sentirlo tan distante, duele... como dice una canción de Ricardo Arjona:


"duele gastar la vida... tratando de localizar, lo que hace tiempo se perdió…"


Quizás lo que sucedió hace unos minutos lo tome como excusa para aferrarme a lo que siento por él, para tener una ilusión, para sentir que mi vida no se cubrió completamente de apatía... y no quiero espejismos, no otra vez...


19 de octubre de 2008






"El tiempo es muy lento para los que esperan,

muy rápido para los que tienen miedo,

muy largo para los que se lamentan,

muy corto para los que festejan...

Pero para los que aman...
el tiempo es eternidad"



(William Shakespeare)

10 de octubre de 2008

¿Sabemos escuchar?

Muchas veces pensamos que tener un grupo de amigos puede ayudarnos a no sentirnos solos, a poder canalizar nuestros malestares expresándoles lo que nos sucede.

Sin embargo, creo que cuantas más sean las personas que están reunidas, menos se escuchan entre sí...

Es más productiva una charla con una o dos personas que con cinco o seis, más aún cuando la mayoría de ellas no puede permanecer en silencio por más de dos minutos, necesitando constantemente tener la palabra.


En reuniones de ese tipo es cuando más incomoda me siento, a mí me gusta escuchar, sacar una conclusión y después dar mi opinión al respecto, pero en estos casos me es prácticamente imposible... No sé si pasará en todos los grupos, pero en la mayoría en los que he participado sí...

Sólo piensan en cuando poder intervenir en la conversación, cual será su turno y que van a decir, entonces, lo que menos hacen es escuchar al otro. Más de una vez he notado como dan respuestas que nada tiene que ver con lo que se venía hablando, solo con el mero afán de decir algo, ni que decir de cuando interrumpen constantemente a quien está hablando...


Hablamos mucho, pero decimos poco... No puedo incluirme entre los que hablan mucho... aunque sí que a veces me cuesta escuchar, cuando empiezan a contar cosas con lujo de detalles que resultan irrelevantes, cuando se empiezan a entremezclar temas que nada tienen que ver, cuando algo ocupa mi cabeza y no puedo evitar alejarlo por completo de mí...

Lo intento, porque me parece una falta de respeto hacia la otra persona, por eso en grupos grandes la mayoría de las veces me limito a observar, a escuchar y es así cuando me percato que la mayoría está mas pendiente de sus cosas, que de lo que está diciendo su interlocutor...


Madame de Sevigné sentenció: “Hemos nacido con dos ojos, dos orejas y una sola lengua porque debemos mirar y escuchar dos veces, antes de hablar”.

Escuchando podemos aprender muchísimo... Además, si no somos capaces de escuchar a los demás, menos aún podremos escucharnos a nosotros mismos...

3 de octubre de 2008

Feliz Aniversario Blog!

Hoy hace un año desde que comencé a escribir en este blog, vale decir que no es el primero, pero sí en el que más tiempo he permanecido, y en el que supongo seguiré escribiendo hasta que ya no me apetezca... Dicen que el tercero es el vencido...


Ha sido (y es) una experiencia que me ha aportado muchísimo. Escribir me permite expresarme de una manera distinta, con mayor fluidez, sin temores, dejando plasmado todo aquello que me agobia, alegra, entristece... Además de haber podido "conocer" a muchas personas, que siempre tienen algo para aportar, porque si no hubiera sido por este medio quizás nunca hubiera llegado a sus blogs...


De elegir el post que más disfruté escribir, sería este, fue un excelente ejercicio mental, que de vez en cuando es necesario realizar...


No me queda más que agradecer a quienes han pasado alguna vez por este espacio, a quien me comenta desde el comienzo, desde mi primer intento de blog, a todos los que hoy me leen y brindan su opinión, su consejo, y a quienes leen y no comentan, ¿porqué no?


Ahora para terminar les dejo un video de los PEQUES... Espero les guste y lo disfruten...







"Ofrecer una mano amiga es como derramar una gota en el desierto... puede parecernos humilde, insignificante, y sin embargo, es capaz de calmar la sed de quienes sufren la soledad..."

29 de septiembre de 2008

Quisiera

Quisiera poder decir un día, que al fin te he olvidado.
Que descubrí otro mundo más allá de tu mirada.
Que en otros ojos fui capaz de encontrarme.


Quisiera dejar de tener que ponerme una máscara cada día que tengo que enfrentarte.
Y así transmitirte sin reparos que solo afecto siento por ti.


Quisiera haber podido hallar la manera de comunicarnos.
Que no se hubiese abierto un abismo entre nosotros por timidez.
Que la impotencia de tenerte tan cerca pero sentirte lejano nunca hubiera existido.


Quisiera dejar de sentir que quizás fue mi culpa el no haber abierto un boquete en esa pared, en ese muro que construí con empeño, el día que descubrí que algo más me pasaba contigo.


Quisiera ya no tener que verte, tal vez así me sentiría mejor.
Que mis pasos no me llevaran a encontrarme con los tuyos.
Que nuestros caminos no estuvieran tan entrelazados.


Quisiera que el tiempo no pasara tan rápido, para que no me parezca que fueron muchos los años que espere, paciente, despertar de un sueño. Este sueño, que por momentos fue dulce, pero que tuvo su costado amargo.


Quisiera contarte lo que pienso en este momento.
Que deseo explicarte muchos de mis actos.
Que espero también las razones de los tuyos.

19 de septiembre de 2008

En búsqueda de superación...

Siento que transito sobre una meseta, que mi crecimiento personal, en cuanto a mi timidez, ha sufrido un estancamiento.


En los últimos cuatro años crecí muchísimo, me preocupaba no ser capaz de hacer amigos en la universidad y de a poco conocí a muchísimas personas, de las cuales de algunas me he hecho amiga. Conseguí ser más espontánea, abrirme un poco más.


Desde hace un tiempo, noto que mi vida se ha convertido en una rutina, la aplastante rutina, ir a la universidad un par de horas por la tarde, leer, estar en casa, estar siempre con las mismas personas. Eso no me permite crecer o simplemente sentirme bien conmigo misma.


Decidí, entonces, empezar un curso de computación, orientado a mi carrera especialmente.


Es todo un desafío, porque si bien, para muchos puede resultar algo sencillo de hacer, para mí, no. Ir a un lugar nuevo, donde no conozco a nadie, me crea un poco de ansiedad.


Sin embargo, saber que esto no solo será un buen aporte para mi curriculum vitae, sino también para mi propia experiencia personal y mi tan anhelada búsqueda de superación, genera un incentivo...


Y tengo ganas, sí, de que llegue el martes y tener que enfrentarme a una nueva situación, para así demostrarme que puedo.


Que puedo conseguir todo lo que me proponga.

12 de septiembre de 2008

Táctica y Estrategia.

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos.

Mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible.

Mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos.

Mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos.

Mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple.

Mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.
Mario Benedetti.



Mario Benedetti es uno de mis autores preferidos... y este uno de sus poemas que más me gustan.
Publico "Táctica y Estrategia" por falta de ideas, de inspiración, por escribir algo en mi blog para empezar ya con el mes de septiembre...

31 de agosto de 2008

Necesito un abrazo.

El poder de un abrazo hace que uno se sienta bien.

Investigaciones científicas apoyan el hecho de que los abrazos son absolutamente necesarios y muy recomendables para el bienestar físico y emocional, veamos:


- Un abrazo, es agradable y ahuyenta la soledad,
- Aquieta los nervios,
- Fortalece la autoestima,
- Demora el envejecimiento,
- Ayuda a dominar el apetito,
- Alivia las tensiones,
- Combate el insomnio,
- Es democrático.
- Para darse no necesita de un lugar especial,
- Hace más felices los días difíciles.
- Más soportables de los insoportables.
- Llena los vacíos de la vida.


Al dar un abrazo se expresa y se hace sentir:
- Amor, cariño, seguridad, protección, confianza,
- Fortaleza, apoyo, aprecio, amistad, alegría, felicidad.


¿Abrazos? ¿dónde?, ¿cuándo?:
- Cualquier lugar es bueno para un abrazo.
- A cualquier hora, en la mañana, tarde o noche.
- Acompañados siempre de una sonrisa.


Se debe recordar:
- 4 abrazos para sobrevivir
- 8 para mantenerse en pie
- 12 para crecer.


Pero lo más importante son los espontáneos, los que damos o nos dan a la hora inesperada.


Anónimo

22 de agosto de 2008

Hagamos realidad nuestros sueños..





¿Por qué tendemos a limitar nuestros sueños? creemos que son imposibles algunos, otros los acotamos un poco, sólo vamos detrás de aquellos que nos consideramos capaces de concretar.




El temor a fracasar, a equivocarnos hace que nos aferremos a palabras como "difícil", "no puedo" para así auto convencernos de no intentar, de no ir tras nuestros objetivos.




Y ¿qué nos queda? vacío, inseguridad, fracaso...




Sí, fracaso, porque cuando no intentamos alcanzar nuestra meta, queda inevitablemente sensación de que no hemos arriesgado, es tan fuerte la resistencia al cambio, a no querer enfrentarse con la realidad de si podemos o no, que preferimos la incertidumbre. Y continuar pensando "que hubiera sido sí..."





No hay seguridad de que podremos conseguir todo lo que queramos, pero si no se intenta, jamás lo sabremos.




Existe éxito aún en el fracaso, porque el sólo hecho de dar el paso, de estar dispuestos a enfrentarnos y luchar por algo que anhelamos, ya es un gran paso. El más difícil si se quiere.




No hay que dejar de soñar, y lo más importante, no hay que dejar de creer que somos capaces de hacer nuestros sueños realidad. No detenernos en este arduo camino, sortear obstáculos, vencer adversidades y así demostrarnos que siempre hay oportunidades...




"Vive tratando de alcanzar tus sueños y no te quedará tiempo para sentirte mal".


20 de agosto de 2008

Otra vez recordando..

No quiero escribir sobre él. Pero a veces siento la imperiosa necesidad de hacerlo. Es como si al expresar por este medio lo que siento, quitara un gran peso de mi espalda.

Siempre creí que escribir ayuda, en el sentido que al no poder decir verbalmente lo que siento, es una manera de exteriorizarlo.

Otras veces pongo en orden mi cabeza y hasta puedo comprender mejor lo que me pasa.

No quiero escribir sobre él, porque es una manera más de recordarlo, pero si tengo que verlo en la universidad, los sábados si salgo a bailar, un día cualquiera por la calle, nada distinto voy hacer escribiendo, al contrario, estaría negándolo si no lo hago. Porque por mas que por momentos me diga basta, siempre hay alguien que me lo menciona, siempre vuelve a mí. Lo recuerdo en una canción, en un lugar...

Las últimas dos semanas en la universidad no fueron sencillas, actuar con indiferencia para cubrirme de su indiferencia (fingida o no, me da igual), del dolor que me causa, termina haciendome daño. Es en esos momentos cuando reflexiono sobre que es lo que realmente tengo que hacer.

Quererlo y continuar esperando a que por un golpe del destino sepa que es lo que siente, no tiene razón de ser. Durante bastante tiempo esperé y seguir lástimandome por eso no quiero, ya no...

Intentar olvidarlo, lidiando casi a diario con el hecho de tener que verlo, con que siempre aparezca en mi mente, con querer ser indiferente. No ha sido la mejor opción sin duda, aunque quizás con el tiempo sí... pero mientras tanto...


Me da igual (Camila)


No me importa donde estás,
con quien sales,
con quien vas,
me da igual.
Si no quieres verme más,
hazte a un lado pero ya,
no me dañes más.

Tanto tiempo te esperé,
tantas noches te soñé,
solo en sueños te besé
y en tus labios me quedé.

En cambio tu apagas mi luz
sin mirar atrás
hoy yo lo que quiero es despertar
y borrar todo lo que fui
pensando que serias para mi.

Me cuesta tanto asimilar
que todo lo que vi es real,
me tengo que alejar,
siento ganas de llorar,
no lo puedo soportar,
me cuesta respirar.

Tanto tiempo te esperé,
tantas noches te soñé,
solo en sueños te besé,
y en tus labios me quedé.

En cambio tu apagas mi luz
sin mirar atrás
hoy yo lo que quiero es despertar
y borrar todo lo que fui,
pensando que serias para mi.

15 de agosto de 2008

Felicidad

Hace un tiempo publiqué un post en el que decía que la felicidad es un trayecto, no un destino. Pero ¿qué es lo que hace, qué es lo que influye en que algunos instantes estén llenos de felicidad? ¿Qué marca la diferencia?


Felicidad, creo que es uno de los términos más complejos de definir, o en el que, al menos, no todos estarán de acuerdo. Dependiendo de las prioridades, valores y creencias, cada uno forjará un concepto propio, para así concluir si está siendo o no feliz.

Estando en una clase de economía, hace unos días en la universidad, el profesor comenzó a explicar que la felicidad de un país se medía en términos del PBI per cápita. Por ejemplo, Estados Unidos es un país en el que los habitantes están más felices que en Argentina. Simplemente, porque el ingreso promedio anual es cuatro o cinco veces superior.


No sé si es que vivo soñando o que creo en utopías, pero me parece que el dinero no hace a la felicidad. Se puede tener todo lo material que uno quiere, pero y ¿lo qué es realmente esencial para nuestras vidas?

Sin duda que se puede tener mayor bienestar, en cuanto a los sistemas de salud, educación. Situándonos en Argentina, con poderes adquisitivos realmente bajos el grado de personas insatisfechas es elevado, porque para acceder a una atención médica adecuada sin contar con recursos puede ser un verdadero "infierno".

Recuerdo un profesor de filosofía que nos decía que la felicidad se alcanza en la vida contemplativa, que para él sería viajar, entonces que el dinero no hace a la felicidad, pero que ayuda...

Entonces, en mi opinión, el dinero puede generar bienestar y confort en las personas, pero no es garantía de felicidad, porque a través de él no se adquieren los afectos, el amor de la familia, amigos, pareja, ni el estado anímico, entre muchas otras cosas que hacen al equilibrio personal. En fin, que hay otros factores a evaluar al momento de decir que es la felicidad.

10 de agosto de 2008

Enfrentando fantasmas...

Hoy me siento rara... Una extraña sensación me invade, difícil de explicar, difícil de comprender quizás...


Los domingos suelen ser un tanto nostálgicos, siempre ha sido así. Tal vez el hecho de saber que al día siguiente hay que continuar con la rutina, o que es el día en el que quisiera pasear de la mano de alguien especial, o simplemente una conjunción de motivos.


Generalmente no me quedo en casa, trato de no hacerlo. No ha sido hoy la excepción, sin embargo...


Los fantasmas a veces aparecen, en forma de pensamientos o "reales". Para que no pasaran desapercibidos, me crucé con ambas clases...


Sé que mañana él estará en la universidad, que me lo cruzaré, que intentaré actuar con indiferencia y eso me genera mucho estrés. No es sencillo ignorar a alguien que está a la expectativa de lo que uno va a hacer, pero que en cuanto puede, en el momento que decido no ser tan dura, aprovecha y actúa con desprecio. No quiero eso, y por eso intento mirar hacia delante, seguir con mi vida y hacer solo aquellas cosas que me hacen bien. Pero no puedo negar que tengo ganas de verlo, de saber como está...

No conforme con semejante contradicción a la que debí hacer frente, lo vi, pasó en un auto frente a mí, intenté creer que no era él, que simplemente me había parecido, fruto de todo lo que había estado pensando durante el día. Una amiga me confirmó que no era producto de mi imaginación, cuando me preguntó si había visto quien había pasado...

Ya no quiero pensar en él, ni tener ganas de verlo...

Lo intento, mucho... pero que difícil es...

Por eso me siento rara, porque pese a mis ganas, a mis intentos, me encuentro triste...

Sé que es un proceso, que un día, espero no muy lejano, podré decir que ya no me duele el alma al verlo...

3 de agosto de 2008

De tí depende...

Unos obreros estaban picando piedras frente a un enorme edificio en construcción.


Se acercó un visitante a uno de los obreros y le preguntó:
-¿Qué están haciendo ustedes aquí?
El obrero lo miró con dureza y le respondió: -¿Acaso usted está ciego para no ver lo que hacemos? Aquí, picando piedras como esclavos por un sueldo miserable y sin el menor reconocimiento. Vea usted ese mismo cartel. Allá ponen los nombres de Ingenieros, Arquitectos, pero no ponen los nuestros que somos los que trabajamos duro y dejamos en la obra el pellejo.


El visitante se acercó entonces a otro obrero y le preguntó lo mismo.
-Aquí, como usted bien puede ver, picando piedras para levantar este enorme edificio. El trabajo es duro y está mal pagado, pero los tiempos son difíciles, no hay mucho trabajo y algo hay que hacer para llevar la comida a los hijos.


Se acercó el visitante a un tercer obrero y una vez más le preguntó lo que estaba haciendo. El hombre le contestó con gran entusiasmo: -Estamos levantando un Hospital, el más hermoso del mundo. Las generaciones futuras lo admirarán impresionados y escucharán el entrar y salir constante de las ambulancias, anunciando el auxilio de Dios para los hombres. Yo no lo veré terminado, pero quiero ser parte de esta extraordinaria aventura.


El mismo trabajo, el mismo sueldo, la misma falta de reconocimiento; una misma realidad. Tres maneras distintas de vivirla: como esclavitud; como resignación; como pasión, aventura y desafío.


Piensa que el mundo es un infierno y lo será.


Piensa que este mundo es parte del Paraíso y lo será.Vivir con ilusión, convertir el trabajo en una fiesta, sentirnos parte de las buenas obras...


¡De ti depende!


Anónimo.

24 de julio de 2008

Los Peques...

Estoy bastante abocada al estudio de una materia que rindo el próximo martes. Matemática Financiera... Demasiadas fórmulas, demasiados desarrollos... Mi cabeza por suerte solo piensa en eso...
Sin embargo hoy recordé a Los peques, unos personajes animados en 3D hechos por dibujantes argentinos, ambientado en la Patagonia Argentina...
Este vídeo que elegí me gusta mucho. Estos gnomos son muy simpáticos y divertidos... Siempre dejando un mensaje...



"El amor es como un panal. Quien le teme a las abejas, se pierde de probar su dulce miel..."

21 de julio de 2008

Cerrando Círculos.

Siempre es preciso saber, cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella, más allá del tiempo necesario; pierdes la alegría y el sentido del resto. O cerrando puertas. O cerrando capítulos. Como quiera llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos. Lo importante es poder dejar ir momentos de la vida, que se van clausurando. ¿Terminó con su trabajo? ¿Se acabó la relación? ¿Ya no vive más en esa casa? ¿Debe irse de viaje? ¿La amistad se acabo?

Puede pasarse mucho tiempo de su presente “revolcándose” en los porqués, en devolver el cassette, y tratar de entender por qué sucedió tal y cuál hecho. El desgaste va a ser infinito, porque en la vida, usted, yo, su amigo, sus hijos; todos y todas, estamos abocados a ir cerrando capítulos. A pasar la hoja.

A terminar con etapas o con momentos de la vida, y seguir para adelante. No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió. Y hay que soltar, hay que desprenderse.

No podemos ser niños eternos ni adolescentes tardíos ni empleados de empresas inexistentes ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. No. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!

Por eso, a veces es tan importante romper fotos, quemar cartas, destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa. Papeles por romper, documentos por tirar, libros por vender o regalar. Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación.

Dejar ir, soltar, desprenderse.

En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a ganar y a perder. Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir solo lo que tenemos en el presente. El pasado ya pasó.

No espere que le devuelvan, no espere que lo reconozcan, no espere que “alguna vez se den cuenta de quién es usted”.

Suelte. El resentimiento, el prender “su televisor” personal para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarlo mentalmente, envenenarlo, amargarlo. La vida sigue para adelante, nunca para atrás.

Porque si usted anda por la vida dejando “puertas abiertas” –por si acaso- nunca podrá desprenderse ni vivir el hoy con satisfacción. Noviazgos o amistades que no clausuran, posibilidades de “regresar” (¿a qué?), necesidades de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron.

¡Si puede enfrentarlos ya y ahora, hágalo! Si no, déjelo ir; cierre capítulos.

Dígase a usted mismo que no, que no vuelve. Pero no por orgullo no por soberbia, sino porque usted ya no encaja allí, en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese oficio; usted ya no es el mismo que se fue hace dos días, hace tres meses, hace un año; por lo tanto, no hay nada a qué volver.

Cierre la puerta, pase la hoja, cierre el círculo. Ni usted será el mismo ni el entorno al que regresa será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor por usted mismo, desprender lo que ya no está en su vida.Recuerde que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo; nada es vital para vivir porque cuando usted vino a este mundo “llegó” sin ese adhesivo, por lo tanto es tan solo: “costumbre” vivir pegado a él y es un trabajo personal, aprender a vivir sin él –sin el adhesivo humano o físico- que hoy le duele dejar ir.

Es un proceso de aprender a desprenderse y humanamente se puede lograr porque, le repito, nada ni nadie nos es indispensable. Solo es costumbre, apego, necesidad. Pero... cierre, clausure, limpie, tire, oxigene, despréndase, sacuda, suelte...Hay tantas palabras para significar salud mental y, cualquiera que sea la que escoja, le ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad.

¡Esa es la vida!

Paulo Coelho

13 de julio de 2008

Paciencia

La palabra que hoy ha marcado mi día, sin duda es la paciencia. Me la han repetido varias personas y quedó en mi cabeza.


Si algo he tenido durante estos tres años, es paciencia, mucha, esa que me falta en algunas situaciones. Él, la despertó en mí.
Sin embargo, las preguntas sin respuestas guardadas, las situaciones sin comprensión vividas, las lágrimas derramadas y los incansables pensamientos que me invaden, hacen que alcance mi límite.


Una fina linea divide, mi voluntad por tolerar sus reacciones porque comprendo su timidez, mi fuerza por no caer... de las ganas de no verlo nunca más, de que desaparezca de una vez de mi vida...


Creo que tuve paciencia, y no creo estar dispuesta a seguir lastimándome...
Yo siento que le produzco rechazo a él, a pesar que me digan que no, que es lo contrario, que tenga paciencia. Que un día voy a saber que es lo que realmente pasa por su cabeza cuando tiene reacciones incomprensibles conmigo. Sin embargo, no estoy tan segura de eso... El sábado se suponía que salía a despejarme y volví a casa conteniendo el llanto hasta que me encerré en mi habitación.


No es fácil para mí, no lo ha sido nunca. Se que tal vez, pienso demasiado y solo veo lo negativo. Pero no puedo ver lo que me dicen los demás, no siento que esto que nos está pasando tenga vuelta de retorno, sino todo lo contrario. Es como si un abismo cada vez mayor se abriera entre nosotros, y ésta vez no está siendo de mi parte, sino de él...


Mientras trataba de conciliar el sueño, una y otra vez me repetí que había sido la última vez, que era momento de dar vuelta la página, de cerrar círculos...


Ha sido suficiente, no hay reciprocidad, no la veo y es su manera de actuar la que me induce a pensarlo. No es agradable ver y sentir como con tan solo escuchar mí nombre se va, parece que huyera. Así supiera lo que siento, no hay derecho, me parece, a realizar ciertos desaires.


No puedo seguir teniendo paciencia, porque me hago daño y no hace mas que hacerme sentir mal. Es tiempo de que piense en mí. Si un día tengo que saber que fue todo esto, estaré dispuesta a escuchar, a entender...



No te fíes si te juro que imposible,
no dudes de mi duda y mi quizás.
El amor es igual que un imperdible
perdido en la solapa del azar...

La luna toma el sol de madrugada,
"nunca jamás" quiere decir "tal vez".
La muerte es una amante despechada
que juega sucio y no sabe perder.

Estoy tratando de decirte que
me desespero de esperarte,
que no salgo a buscarte porque sé
que corro el riesgo de encontrarte;
que me sigo mordiendo noche y día
las uñas del rencor;
que te sigo debiendo todavía
una canción de amor.

No corras si te llamo de repente,
no te vayas si te digo "piérdete":
a menudo los labios más urgentes
no tienen prisa dos besos después.

Se aferra el corazón a lo perdido,
los ojos que no ven miran mejor.
Cantar es disparar contra el olvido,
vivir sin ti es dormir en la estación.

Estoy tratando de decirte que
me desespero de esperarte,
que no salgo a buscarte porque sé
que corro el riesgo de encontrarte;
que me sigo mordiendo noche y día
las uñas del rencor;
que te sigo debiendo todavía
una canción de amor.
(Canción "Todavía una canción de amor", Los Rodriguez)



Tres años es suficiente tiempo de esperar, sé que mi inacción, mi apatía se apoderaron de gran parte del mismo y que posiblemente tengo suficiente culpa en lo que sucede. Pero también intenté aportar mi pequeño granito de arena, con todo lo que implica para mi personalidad...

7 de julio de 2008

Tormentas

Hoy al abrir mi correo electrónico me encontré con una de esas tantas cadenas que algunos amigos suelen enviar. Las leo, a todas, pero generalmente no reenvío ninguna... Pero ésta fue de esas que te hacen pensar, que parece que llegan en el momento que se necesita.
Por eso decidí transcribir el texto aquí. Para todas aquellas personas que se encuentran sacudidas por una tormenta y que para las que no, cuando tengan que pasar por una, sepan que son necesarias... Todo pasa por alguna razón...


"Cuentan que un día un campesino le pidió a Dios le permitiera mandar sobre la Naturaleza para que -según él - le rindieran mejor sus cosechas.
¡Y Dios se lo concedió!

Entonces cuando el campesino quería lluvia ligera, así sucedía; cuando pedía sol, éste brillaba en su esplendor; si necesitaba más agua, llovía más regularmente; etc.

Pero cuando llegó el tiempo de la cosecha, su sorpresa y estupor fueron grandes porque resultó un total fracaso. Desconcertado y medio molesto le preguntó a Dios por qué salió así la cosa, si él había puesto los climas que creyó convenientes.

Pero Dios le contestó - “Tú pediste lo que quisiste, más no lo que de verdad convenía. Nunca pediste tormentas, y éstas son muy necesarias para limpiar la siembra, ahuyentar aves y animales que la consuman, y purificarla de plagas que la destruyan…”-

Así nos pasa: queremos que nuestra vida sea puro amor y dulzura, nada de problemas.
El optimista no es aquel que no ve las dificultades, sino aquel que no se asusta ante ellas, no se echa para atrás. Por eso podemos afirmar que las dificultades son ventajas, las dificultades maduran a las personas, las hacen crecer.

Por eso hace falta una verdadera tormenta en la vida de una persona, para hacerla comprender cuánto se ha preocupado por tonterías, por chubascos pasajeros.

LO IMPORTANTE NO ES HUIR DE LAS TORMENTAS, SINO TENER FE Y CONFIANZA EN QUE PRONTO PASARÁN Y NOS DEJARÁN ALGO BUENO EN NUESTRAS VIDAS."

30 de junio de 2008

Hoy es un buen día para comenzar...

Hoy es un buen día para comenzar (Ricardo Arjona)

Hoy es un buen día para empezar,

Cancelar mis deudas y reorganizar.

Comer a mis horas y dejar de fumar,

Antes de que el cuerpo empiece a reclamar.



Hoy es un buen día para respetar,

A ese rayo de sol que me viene a despertar...

Y dejar todo atrás, lo mejor será empezar...



Hoy es un buen día para empezar.

Hacer borrón cuenta nueva y dejar todo atrás.

Conseguirme una novia y dejar de saltar,

De cama en cama sin hallar mi lugar.



Hoy es un buen día para saludar,

A mi peor enemigo y decirle ¡qué tal!

Y dejar todo atrás lo mejor será empezar...

Porque el balance de las cuentas, de la cosa existencial.

Arrojan un terrible saldo que se llama soledad.

Por eso es que es un buen día... Para empezar...



Porque hasta hoy he sido solo una ensarta de moléculas,

Un sube y baja de la sangre.

Un armazón de calcio con articulación.

Porque hasta hoy he sido solo algo que llena la nada,

O quizá solo el juguete predilecto,

De algún niño extraterrestre,

Que juega conmigo a los humanos...



Hoy es un buen día para empezar,

Que más da lo que fue frente a lo que vendrá.

Tirar los rincones en algún lugar,

Que de tanto acumularse me van a reventar...



Hoy es un buen día para olvidar,

Todas aquellas cosas que me hicieron llorar,

Y dejarlas atrás lo mejor será empezar...

Y olvidar los problemas económicos,

Que redundaron en gastronómicos,

Y mis ansias de poder que pretendían trascender...

Por eso es que es un buen día para empezar...

20 de junio de 2008

¿Quién dijo que es fácil el camino?

Al comenzar la caminata se encuentran con que debían atravesar un bosque de pinos, el terreno tiene una pendiente importante, que hace que sea una de las partes mas duras... la humedad hacía que respirar fuera una tarea complicada y el cansancio se acentuara aún más.



Iban en silencio, pensando que la travesía que habían decidido emprender era imposible. Cada uno analizaba la posibilidad de regresar, todavía podían desandar solos el camino, no querían que después, su imposibilidad de continuar frustrara a los demás.

Sin embargo, la curiosidad, las ganas por concluir la travesía, la ilusión de conocer nuevos lugares, fueron mas fuertes...

Sin comunicarse si quiera, continuaron, cada uno a su ritmo...

Después de atravesar el pinar, no habrá mas árboles ni sombra. El sendero recorre cerros y quebradas, el trayecto es siempre en subida, en algunos tramos casi no hay pendiente pero en otros se requiere esfuerzo...

El sol de la siesta los agobia, pero el imponente paisaje hace que no pese tanto, que compense el calor, que valga la pena aquello...

Al fin llegan. Cansados, pero alegres y es ahí cuando comentan que estuvieron a punto de abandonar y de perderse una gran experiencia... por miedo, por no creerse capaz de lograrlo...

Cuando, evidentemente, si lo eran...

18 de junio de 2008

A diez centímetros de ti (La oreja de Van Gogh)

Repaso mis lecciones delante del espejo,
me digo que a larga lo bueno es lo correcto
Respiro lentamente, me vuelvo hacia la barra del bar donde tú estás.

Y tú que te conoces el mapa de mi alma,
ya sabes que hay un mundo detrás de mi mirada. Sabes abrir mis puertas preguntándome si todo va bien o algo va mal

Y aquí es cuando tus ojos me dejan desarmada. Rompiendo en mil trocitos mi parte más sensata.
Se cae mi teoría convertida en un montón de palabras.
Que vuelven solas a casa.

A 10 centímetros de ti,
A 10 años luz de mañana,
Qué importan las ciencias exactas
Si tú y yo somos así.

A 10 centímetros de ti,
A 10 años luz de mañana,
Tu encanto son armas cargadas
De promesas por cumplir
Promesas sobre la arena
Que el mar borrará al venir.

Los años que pasaron, pasaron tantos siglos,
Y lo que dura un beso en el tiempo se ha invertido. Ya ves si soy idiota que ahora te tendré que volver a olvidar.
No hace falta que te jure querido compañero ,
Que no debí quererte y sin embargo te quiero.
Así que no hagas trampas, que sabes ya de sobra cuál es mi debilidad

Y aquí es cuando tus ojos me dejan desarmada. Rompiendo en mil trocitos mi parte más sensata.
se cae mi teoría convertida en un montón de palabras.
Que hoy vuelven solas a casa.

A 10 centímetros de ti,
A 10 años de luz de mañana,
Qué importan las ciencias exactas
Si tú y yo somos así.
A 10 centímetros de ti
A 10 años luz de mañana.

Tu encanto son armas cargadas de promesas que Consiguen que me sienta tan tonta, tan extraña.
Tan lejos de mi misma, tan cerca de tu alma.
Me pierdo a la deriva y tan sólo encuentro en medio del agua
Promesas maleducadas.

A 10 centímetros de ti
A 10 años de luz de mañana
Qué importan las ciencias exactas
Si tú y yo somos así...


Por lo que sucedió el pasado jueves, por lo que no entendí, por lo que me dolió que actuaras así conmigo...
La culpa es mía, por no ser capaz, ni lo suficientemente inteligente como para apartarte para siempre de mí...

14 de junio de 2008

Una carta...

Querida amiga, desde hace meses que te observo, y no puedo reprimir mi impulso por contarte lo que veo, y si me lo permitís, brindarte un consejo, que por supuesto, está en vos tomarlo o dejarlo pasar... Pero te ruego, que lo tengas en cuenta...


Noto que el dolor va apagando tus días, lentamente va matando tus ganas, tus sueños. Llenándote de apatía, secando ese torrente en tu interior que alguna vez te infundió alegría...


Vas dejando que la fuerza te abandone, haciendo sólo lo que está entre tu rutina...


Cada vez son menos los instantes en los que estás bien.
Con cada lágrima que derramas logras entrar en ese túnel que ya no quisieras recorrer...


Te sentís sola, llena de dolor...


Me inunda de impotencia verte así... Ver que te estás haciendo daño. Que lo sabes y no sos capaz de mantener esas promesas de que vas a luchar, que vas a correr a esos fantasmas...


Te preguntas si es normal lo que te pasa y cuanto tiempo durará...


Por eso te digo, no pospongas lo que te propones, mañana puede ser muy tarde...

Si estás dispuesta a salir adelante, a reparar tus alas y echarte a volar nuevamente, intentalo desde ahora.


Sabes donde está el problema, donde debes atacar... No importa que no estés segura del cómo... Todo se aprende.. cuanto mas practiques por ganarle esta batalla al dolor, mas posibilidades tendrás de vencerlo.


Pero no te dejes caer, no lo hagas, porque estarías dejándome caer a mi también. No es un reproche, sólo quiero que pienses y que aunque sea en este momento, te acuerdes de mí...


Atentamente.


La persona que quiere resurgir en vos.

8 de junio de 2008

Pensar en tí...

Y el sol que se apaga y la luna se enciende,
y al vecino filósofo nadie lo entiende,
y advertí que el reloj no avanzaba...
presumí que era un defecto mecánico,
no entendí, que era por mí
que no pasaba el tiempo...
porque siempre, siempre pensaba en ti.


Pensar en ti, pensar en ti...
es como abrirle un agujero al tiempo
pensar en ti,
pensar en ti, pensar en ti...
es un derroche de masoquismo
pensar en ti sin mí.

5 de junio de 2008

Cicatrices...

Cuando decidimos actuar, suelen ocurrir algunos excesos.
Dice un antiguo refrán culinario:
"no se puede hacer una tortilla sin romper algunos huevos".

Cuando decidimos actuar,
es natural que surjan conflictos esperados.

Es natural que se produzcan heridas en el transcurso de estos conflictos.

Las heridas pasan: sólo quedan las cicatrices.

Esto es una bendición;
esas cicatrices se van a quedar con nosotros el resto de nuestra vida,
y van a sernos de mucha ayuda.

Si en algún momento por comodidad o por cualquier otra razón,
la voluntad de volver al pasado fuera grande,
bastará con que las miremos.

Las cicatrices nos van a mostrar las marcas de las esposas,
nos van a recordar los horrores de la prisión y nos harán ir hacia adelante.

PAULO COELHO


Le haría una salvedad al acertado texto de este autor, a mi criterio, las heridas no solo surgen como consecuencia de una actuación, la inacción también puede producir bastante daño...

31 de mayo de 2008

No se trata de entender... sino de sentir...

Sé que no entendiste lo que estaba pasando, a mí me pasó lo mismo. Ni siquiera fui capaz de explicártelo.

Pero a veces es así, no se trata sólo de entender, sino de sentir...

No elegí quererte, simplemente un día me di cuenta de ello.
Puedo asegurarte que fue sin premeditación, aunque digan que uno se enamora pensando...

Sin embargo, debo reconocer que tus amigos fueron quienes causaron que te redescubriera, porque te conocía, sí, pero desde aquella vez todo fue diferente. Pero vos cambiaste también...

Entonces mi silencio, mi afán por que no te fueras a dar cuenta de lo que despertabas en mí, lo incómodo de las situaciones que se dieron después, fueron logrando derribar los puentes, que tal vez había entre nosotros, reemplazándolos por una gruesa pared.

No importa lo que hagan, no importa lo que digan, cada vez el abismo es mayor.

Me pregunto que me queda. Si la resignación a no enterarme nunca si siempre fui presa de ilusiones falsas o la ilusión de poder dejar atrás mis miedos y hablarte desde el corazón. Olvidar un día en casa la timidez, mirarte a los ojos y descubrir en ellos que puedo abrirte el mundo de mis sentimientos. No esperando hallar en vos lo mismo, pero sí hallar una respuesta. Para así derrumbar los castillos en el aire que una vez construí.

No se trata de entender, se trata de sentir, porque si intento una vez más descubrir porque nació esto, una vez más me quedaré vacía.

Vacía de respuestas lógicas... porque no las hay...

20 de mayo de 2008

En nuestro interior están todas las respuestas...


Decidí quedarme allí, en aquel rincón. Creo que escapaba de mi misma, sin embargo mis pensamientos me acompañaron también.
Que ganas de gritar, de llorar, de decirle al mundo que me estaban atormentando.
Saben donde atacar, van directo a mis inseguridades.
Quizás porque me conocen demasiado.
Ningún enemigo real sería capaz de causarme tanto dolor. "El sufrimiento no lo produce la realidad, sino la mente: el deseo, la exigencia, los programas, los prejuicios, los miedos..."

Soy débil, permito que me golpeen, que destruyan mi autoestima y me sienta lo suficientemente insignificante. Entonces escapo de los demás, de quienes pretenden ayudarme.

Sin embargo, un día me levanto fuerte y decido darles batalla.
No son fáciles de eliminar, tanto tiempo estando ahí hace que se rehúsen a aceptar que ya no se les quiere escuchar.


Decido, entonces, salir de esa soledad elegida, de ese estado de melancolía que agobia mis días.
Tal vez el deseo de ayudar a alguien que sé que está pasando por la misma situación que yo, hace que me levante con más fuerzas. Con ganas de luchar...

17 de mayo de 2008

Almas en el horizonte.


Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra se abre solo que a veces no la vemos porque nos quedamos paralizados frente a la que se cerró.
No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos... pero otras veces no sabemos lo que nos hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.



Deja que crezca el amor en el corazón de otra persona, y si no crece, se feliz porque creció en el tuyo.

Ama hasta consentirte en lo amado y mas aún hasta convertirte en el mismísimo amor.



El amor llega a aquel que tiene fe y espera, aunque lo hayan decepcionado...

A aquel que aún cree y sueña, aunque haya sido traicionado...

A aquel que todavía anhela amar, aunque antes haya sido lastimado...

Y por sobre todo, llega al que tiene el coraje y la fe de seguir amando sin ser recompensado.

Dejemos que los demás sean auténticos, que sean ellos mismos, de lo contrario amaríamos el reflejo de nosotros en ellos.



No debemos fijar nuestra mirada en lo externo, ya que esto se puede perder en el camino de la vida.

No nos inclinemos tampoco por las cosas materiales, ya que nada es eterno.
Siente por alguien que te comprenda, que te haga sonreír, y que transforme tus amarguras en dulzuras.

Alguien que haga que un día oscuro brille solo para ti.

Alguien que cautive tu corazón y lo libere de sus cadenas... y que lo deje ser libre para sentir de verdad...



Hay momentos en los que uno extraña a alguien sin control, y no sabe por que...

Hay momentos en que nos invade un fuerte deseo de abrazar, besar y querer por siempre...

Es en esos momentos en que sentimos el amor de una manera única... el corazón se pierde en un estallido y vibra el alma tratando de llegar a ese ser que tanto deseamos...



Que bello es soñar con la persona amada, atravesar el tiempo y el espacio para unirse mas allá de nuestra imaginación, en ese mundo en el que soñamos estando despiertos, con sueños tan vivenciales que nos hacen sentir que ese ser esta ahí, solo esperando que demos un paso para cobijarnos entre sus brazos...



La felicidad espera a aquellos que sueñan...

Hay otras puertas que conducen nuevamente al amor...

La felicidad espera a aquellos que tratan de abrir esas puertas y que dejan de mirar la que en un momento los paraliza...

Solo hace falta entregarse a esa nueva ilusión, dejarse consumir por el fuego de esa llama y proponerse no poner límites a esas sensaciones.

Porque el verdadero amor no conoce de límites ni de fronteras y podemos encontrar nuevamente a quien amar, más allá del horizonte.



Autor desconocido.

16 de mayo de 2008

Un meme

Desde el blog de Ana me llega este meme, un desafío, sin duda. Nunca he hecho uno, pero como Ana se ha acordado de mí al momento de seleccionar seis blogs, y como buena alumna que soy (aunque con un poco de retraso) aquí lo realizo.

Sus normas:

1-Poner el enlace de la persona que me eligió.
2-Poner las reglas en el blog.
3-Compartir seis (6) cosas que no me agradan y seis (6) que si me agradan (cambié importantes y no importantes, espero que no importe, es mas o menos lo mismo).
4-Elegir seis (6) personas al final.
5-Avisar a estas personas y dejar un comentario en sus blogs.


NO ME AGRADA/NO ME IMPORTA:

1- Las personas que son falsas, que tienen las palabras Te Quiero Mucho como parte de su vocabulario diario, pero no son capaces de sentirlo realmente, sino que es su manera de buscar la aceptación de los demás.

2- Las fiestas ostentosas, sean de 15 años o casamientos.

3- Una vida vacía, llena de frivolidades, ausente de valores.

4- La violencia, la falta de respeto y la discriminación.

5- Los prejuicios, la falta de comprensión, la manera en que se suele catalogar a personas que por tener personalidades diferentes no siguen a las masas y son fieles a sí mismos.

6- La injusticia.

ME AGRADA/ME IMPORTA:

1- Mi familia, mis amigos. Todas aquellas personas que se robaron un pedacito o gran parte de mi corazón.

2- Mi carrera. Terminar mis estudios y poder trabajar en aquello que tanto me apasiona.

3- La literatura. Disfrutar de un buen libro, permitir que mi imaginación vuele por los mas recónditos lugares.

4- La sinceridad por sobre todo. Prefiero una verdad que me amargue la vida a una mentira que me haga feliz.

5- La educación, la salud, el progreso de este país en el cual vivo.

6-La superación personal, vencer mis miedos.

Por último, invito a quien quiera a hacer este meme. Sí, no voy a seleccionar a nadie, a quien le apetezca, me avisa así paso a leerlo.

10 de mayo de 2008

Ser como el río que fluye...


"Un río nunca pasa dos veces por el mismo lugar”, dice un filósofo. “La vida es como un río,” dice otro filósofo, y llegamos a la conclusión de que esta es la metáfora más aproximada al sentido de la vida. En consecuencia, será bueno recordarlo.


A) Siempre estamos ante la primera vez. Al recorrer el camino que va desde nuestro manantial (o nacimiento) a nuestro destino (muerte), los paisajes son siempre nuevos. Debemos encarar todas estas novedades con alegría, y no con miedo, porque de nada sirve temer lo que no se puede evitar. Un río no deja nunca de correr.


B) En un valle, andamos más despacio. Cuando todo a nuestro alrededor se vuelve más fácil, las aguas se calman, nos volvemos más amplios, más largos, más generosos.


C] Nuestras márgenes son siempre fértiles. La vegetación sólo nace donde existe agua. Aquél que entra en contacto con nosotros, debe entender que estamos allí para dar de beber a quien tiene sed.


D) Hay que esquivar las piedras. Es evidente que el agua es más fuerte que el granito, pero necesita tiempo. De nada sirve dejarse dominar por obstáculos más fuertes, o intentar batirse contra ellos, pues gastaremos energía en vano. Lo mejor es saber dónde se encuentra la salida, y seguir adelante.


E) Las depresiones necesitan de paciencia. De repente el río entra en una especie de hoyo, y deja de correr con la alegría de antes. En esos momentos, la única manera de salir es contar con la ayuda del tiempo. En el momento preciso, la depresión se llena, y el agua puede seguir adelante. En lugar del hoyo feo y sin vida, existe ahora un lago que los demás pueden contemplar con alegría.


F) Somos únicos. Nacemos en un lugar que estaba destinado a nosotros, que nos mantendrá siempre alimentados de agua de modo que, frente a obstáculos o depresiones, podamos tener la paciencia o la fuerza necesarias para seguir adelante. Comenzamos nuestro curso de manera suave, frágil, hasta tal punto que una simple hoja puede detenernos. Sin embargo, como respetamos el misterio del manantial que nos engendró, y confiamos en su Eterna sabiduría, poco a poco vamos ganando todo lo necesario para recorrer nuestro camino.


G) Aunque seamos únicos, pronto seremos muchos. A medida que caminamos, las aguas de otros manantiales se acercan, porque aquél es el mejor camino a seguir. Entonces ya no somos uno solo, sino muchos, y hay un momento en que nos sentimos perdidos. Sin embargo, como dice la Biblia, “todos los ríos van al mar”. Es imposible permanecer en nuestra soledad, por muy romántica que esta pueda parecer. Cuando aceptamos el inevitable encuentro con el agua de otro manantial, al final entendemos que eso nos hace mucho más fuertes, esquivamos los obstáculos u ocupamos las depresiones en mucho menos tiempo, y con mucha más facilidad.


H) Somos un medio de transporte. De hojas, de barcos, de ideas. Que nuestras aguas sean siempre generosas, que podamos siempre llevar hacia adelante a todas las personas o cosas que pudieran necesitar de nuestra ayuda.


I) Somos una fuente de inspiración. Y por lo tanto, dejemos a un poeta brasileño, Manuel Bandeira, las palabras finales:



"Ser como el río que fluye

Silencioso dentro de la noche.

No temer las tinieblas de la noche.

Si hay estrellas en el cielo, reflejarlas.

Y si los cielos se cubren de nubes,

Como el río, las nubes son agua,

Reflejarlas también sin amargura

En las profundidades tranquilas".



PAULO COELHO

5 de mayo de 2008

No me mires así.

La semana pasada con la internación de mi abuela estuve bastante triste. Durante la clase no podía evitar mirar mi teléfono, me preguntaban como estaba y tenía que hacer grandes esfuerzos por contener las lágrimas que luchaban por salir.


Cuando lo veía, a él, me invadía la necesidad de ir a contarle lo que me estaba sucediendo. No sólo por lo que yo siento hacia su persona, sino porque se me quedaba viendo, con esa mirada que tanto me incomoda. Quizás lo hacía por curiosidad, porque evidentemente se notaba que no me encontraba bien.


"Quédate un momento así
no mires hacia mi,
que no podré aguantar
si clavas tu mirada,
que me hiela el cuerpo,
me ha pasado antes
que no puedo hablar..."

Me hubiera gustado poder decirle el motivo de mi tristeza...
Sin embargo, debo agradecer que mis amigas me apoyaron y estuvieron conmigo en todo momento estos días.

3 de mayo de 2008

A mi abuela

Las despedidas duelen, ni hablar cuando es para siempre, cuando en esta tierra ya no vas a volver a ver a esa persona.

El pasado jueves 1 de mayo tuve que despedirme de una personita que quise muchísimo. Mi abuela...

Sin duda una parte de ella quedará para siempre en mí. Era imposible no quererla.

Estuve presente cuando su corazón dio su último latido. Parada al pie de la cama, apretaba con fuerza un rosario que había sido suyo. Sabía cual sería el desenlace, ella ya estaba sufriendo, entonces pretender retenerla  con nosotros era una actitud egoísta.

La voy a extrañar mucho, todos vamos a hacerlo. Sólo me queda pensar en todos los buenos recuerdos que me quedan de ella.

27 de abril de 2008

La vida es eso que pasa mientras pensamos en otra cosa.

Este presente, este momento no se repite nunca más. Dejamos que el tiempo pase, preocupados pensando sólo en el futuro o paralizados en el pasado y no nos damos cuenta que la vida es ahora, este regalo que tenemos hoy y que por mirar hacia cualquier lado no lo apreciamos.


Tenemos preocupaciones, tenemos problemas, tenemos momentos duros pero la vida transcurre de esa manera, con pinceladas finas o gruesas, matices bellos y otros que no son de nuestro agrado, un cuadro que no nos gusta y otro que amamos.


No nos detenemos y si lo hacemos sólo es por algo que nos sacude y allí nos enfrentamos a ese momento llamado "balance" en el que nos damos cuenta que por no mirar el presente dejamos pasar miles de instantes preciosos que ya no vuelven, que ya no se repiten.


Hoy tenemos este regalo, tenemos el pincel en nuestras manos, podemos estar perdiendo el tiempo sólo pensando que pintar o como hacerlo o añorando las pinturas del ayer o podemos simplemente pintar, llenarnos de energía y no detenernos, disfrutar de cada trazo en el lienzo, y gratificarnos con este ahora dándole valor y agradecer que estamos aquí, sanos o enfermos, ricos o pobres, solos o acompañados pero vivos, y cuando hay vida todo es posible, desde sanarnos, a volver a empezar.


No te pierdas este presente, dale valor a tu vida, a tus días, a tus momentos, a tu gente... No mires hacia atrás, lo que pasó, ya fue.


Tampoco mires hacia adelante pues el futuro es incierto. tomá la paleta, tomá tu pincel y pintá ahora tu vida, llénala de arco iris, y ponle tu sello para que cada momento quede grabado para siempre en ti. Eres el artista de tu vida no te detengas ni un instante en hacer tu obra. Cada momento es único e irrepetible.

Vive ahora, disfruta este presente... La vida es hoy.

22 de abril de 2008

Nunca creas todo lo que pensás.

Sé muy prudente. Muchas personas han arruinado su vida, se han convertido en amargados e infelices por no tener esto en cuenta:

¡NUNCA CREAS TODO LO QUE TÚ PIENSAS!


Especialmente, los pensamientos...
... en los que te invalidas
... en los que te dices que no lo intentes.
... en los que te autocompadeces o te haces la víctima de los demás.
.. con los que desestimas lo maravilloso que tienes.
... que te llevan a desconfiar o alejarte de la gente.
... en los que tus ideales los ves muy lejos.
....en los que no aprecias tus esfuerzos y logros.
... en los que no reconoces tu increíble capacidad de lograr lo que tú quieres.


Más que estar pendiente de lo que los demás dicen de ti, cuida permanentemente y con recelo, lo que tú te dices a ti mismo.


Cambia la forma de hablarte a ti mismo, y cambiarás tu calidad de vida instantáneamente.


Sólo por hoy, elige ser más alegre y positivo: notarás la diferencia!

17 de abril de 2008

Pequeños instantes...

Después de unos días de frío, los rayos del sol parecían tener mas fuerza.


Una tarde de otoño preciosa, pensaba mientras iba camino a la parada del colectivo que me llevaría a la universidad. Algo era distinto al resto de los días, estaba perdida en mis cavilaciones, en la preocupación del examen que tengo mañana, cuando me percaté que estaba caminando tranquila, siempre voy acelerada, sin embargo estaba disfrutando de aquel momento, del sol...


Al llegar a la universidad, sucedió lo que tanto tiempo había dejado pasar, fuera del aula, estaba él, mi amiga se paró y le preguntó algo, al pronunciar mi nombre hizo que saliera de mi estado de asombro (por llamarlo de algún modo) e inmediatamente tuve que participar de la conversación.


Fue una charla escueta, sin mayor trascendencia, que de no haber sido por mi amiga no sé si hubiese ocurrido. Pero, a pesar de eso, hizo que completara tan bella tarde.


Fueron unos pocos instantes en los que el intercambio de nuestras miradas me hizo feliz. Tiene una mirada demasiado transparente...

Esto pasó muchas veces y después todo siguió igual. Siempre me alejé mas. Por ese miedo, por esa timidez... No puedo dejar de saludarlo, muchas veces quise volver a tener esta oportunidad, y aquí está... Ahora está en mis manos no dejarla escapar...

9 de abril de 2008

Detrás del cristal...


Un amplio cuarto, de color tranquilo, con los muebles y objetos adecuados, no sólo conforma mi refugio, sino que también refleja claramente quién y cómo soy.



Las páginas en blanco de un cuaderno que un día empecé a escribir,

representan aquella vez en la que creí que todo cambiaría, en la que creí ver el amor...


Pero que por cobardía tal vez, o por falta de confianza en mí misma, sólo escribí las primeras páginas. Pronto aquel cuaderno que tanto me costó conseguir quedó apilado en la biblioteca.



Esa biblioteca de sueños, palabras y anhelos.

Mis libros sin leer, son todas aquellas cosas que quise hacer pero no me atreví.



Mi cuarto es sencillo, con mucho espacio, demasiados recuerdos...



Sentada en la cama observo a través de mi ventana el exterior, el cual me deslumbra y provoca una lucha en mí.



La tarde parece cálida, pero no me atrevo a comprobarlo.



Quizás por miedo a estar equivocada permanezco sentada tras el cristal. ¿Esperando qué?



¿Qué la suave brisa se cuele a la habitación y me de la seguridad que no sentiré frío?



¿Por cuánto tiempo más estoy dispuesta a esquivar los tibios rayos del sol por miedo a que me sorprenda una tormenta?



¿Por cuánto tiempo permaneceré encerrada?




Detrás del cristal soy tan solo una espectadora de mi propia vida, haciendo sólo lo que creo seguro, aquello que no me lastimará...



Sintiéndome vacía por no atreverme a tocar aquella flor, sólo porque creo que tiene espinas que me pueden hacer sangrar cuando la tome entre mis manos.



Permanezco tras la ventana, inmóvil, pareciendo estar bien, pero llena de heridas, de sueños rotos...



Continúo sentada en mi habitación, mirando sin ver tal vez...



Contemplando como la noche se aproxima, contando las horas que faltan para contarle a mi almohada las penas de un día más, que como tantos otros pasó sin que prácticamente me percatara...



Un día más que pasé llorando en silencio.

30 de marzo de 2008

Llueve en mi interior...

El domingo se presenta como un día gris, uno más de los tantos que nos esperan en esta época. Uno más en el que la lluvia llenará de melancolía el ambiente. No me gustan los días así, de alguna manera condicionan mi estado de ánimo. Cuando hay sol, al menos está la excusa de aprovechar el día, por más que en mi interior se esté desatando una tormenta.


Anoche salí con mis amigas, como lo he hecho en los últimos fines de semana. No tenía muchas ganas, pero entre quedarme durmiendo en casa era mi mejor opción. Sabía que podía ver a él en aquel lugar y no quería. Ya basta, no tiene sentido, con verlo en la universidad es suficiente. Como no estoy dispuesta a recluirme en casa para no verlo, trato de que si está no me afecte y poder disfrutar del tiempo compartido con mis amigas.


Estaba... todas lo habían visto, menos yo...


Yo trataba de bailar, de no pensar en la posibilidad de cruzarlo cuando una amiga se me acerca y me dice: "cuando puedas date vuelta, está detrás tuyo".

Le sonreí con ganas de decirle: no quería saber!... Instantáneamente las que tenía a mi lado me dijeron lo mismo, que estaba... No miré...


Inevitablemente a lo largo de la noche lo vi... Con mucha voluntad traté de que no me invadiera la tristeza como otras veces, pero quería irme, no estar allí...


Esta mañana, cuando me desperté vi el mensaje de una amiga que se había quedado hasta mas tarde, decía lo siguiente: "estuve hablando con él. Es bueno, muy educado y demasiado tímido. Parecido a vos..." La impotencia que sentí, no la puedo describir, hacía tiempo que no lloraba, no lo pude evitar. Lo que me decía en el mensaje ya lo sabía, pero me dio rabia ser yo la única que no puede entablar una conversación directamente con él...

25 de marzo de 2008

Convención de los heridos de amor.


"Disposiciones generales:

A – Considerando que el dicho de que “en el amor y en la guerra todo vale” es completamente verdadero;

B – Considerando que en lo relativo a la guerra contamos con la Convención de Ginebra, adoptada el 22 de agosto de 1864, que determina cómo debe tratarse a los heridos en el campo de batalla, mientras que hasta hoy no se ha promulgado ningún documento que regule la situación de los heridos de amor, muy superiores en número;

Se decreta que:

Art. 1 – todos los amantes, independientemente de cuál sea su sexo, quedan advertidos de que el amor, además de ser una bendición, también es algo extremadamente peligroso, imprevisible, que puede acarrear serios daños. Por lo tanto, quien tenga la intención de amar, debe ser consciente de que está exponiendo su cuerpo y su alma a heridas de muy diferentes tipos, sin poder culpar por ello a su pareja en ningún momento, puesto que ambos corren el mismo riesgo.

Art. 2 – Una vez alcanzado por una flecha del arco ciego de Cupido, debe solicitarse inmediatamente al arquero que dispare la misma flecha en la dirección opuesta, con el objeto de no sufrir la herida conocida como “amor no correspondido”. En el caso de que Cupido se niegue a hacerlo, la Convención que en estos momentos se promulga exige del herido que de manera inmediata se arranque la flecha del corazón y la tire a la basura. Para llevar esto a buen puerto, debe evitar llamadas telefónicas, mensajes de correo electrónico, envíos de flores (siempre rechazadas), o cualquier otra forma de seducción, pues semejantes medios, si bien pueden dar algún resultado positivo a corto plazo, no resisten el paso del tiempo. La Convención decreta asimismo que el herido debe buscar sin falta la compañía de otras personas, así como debe imponerse al pensamiento obsesivo que le dice “vale la pena luchar por esta persona”.

Art. 3 – En el caso de que la herida provenga de un tercero, es decir, que el ser amado se sienta atraído por alguien que no estaba a priori en el guión, queda expresamente prohibida la venganza. En este caso, se permite el uso de lágrimas hasta que los ojos se sequen, así como algunos puñetazos en la pared o en la almohada, o reuniones con amigos donde poder insultar a gusto al antiguo(a) compañero(a), incidiendo en su perfecta falta de gusto, pero sin llegar a difamar su honra. La Convención determina que también se aplique en este caso la regla del Art. 2 que mueve a buscar la compañía de otras amistades, sólo que evitando en la medida de lo posible los lugares que la otra persona frecuenta.

Art. 4 – En lesiones leves, clasificadas aquí como pequeñas traiciones, pasiones fulminantes que no duran mucho, o desinterés sexual pasajero, debe aplicarse con generosidad y rapidez el medicamento llamado Perdón. Una vez aplicada tal medicina, no se debe volver atrás bajo ninguna circunstancia, y el asunto debe ser definitivamente olvidado, no utilizándolo jamás como argumento en una discusión o en momento de odio.

Art. 5 – En todas las heridas definitivas, también conocidas como “rupturas”, el único medicamento que tiene algún efecto se llama Tiempo. De nada sirve buscar consuelo en cartomantes (que siempre prometen el regreso del amor perdido), leer libros románticos (que siempre acaban bien), engancharse a una telenovela o cosas por el estilo. Se debe sufrir con intensidad, evitando radicalmente las drogas, los calmantes o las oraciones a los santos. En cuanto al alcohol, sólo serán permitidos dos vasos de vino diarios.
Consideraciones finales: los heridos por el amor, al contrario de los heridos en conflictos armados, no son víctimas ni verdugos. Optaron por algo que forma parte de la vida, y deben asumir, por consiguiente, la agonía y el éxtasis de su elección.
Y los que jamás fueron heridos por el amor, nunca podrán decir: “he vivido”. Porque no vivieron."

Fuente: "El guerrero de la luz on line"
http://www.paulocoelho.com/

20 de marzo de 2008

Miradas


Otras veces mis ojos se habían posado distraidamente sobre los suyos...



Sin embargo, mágico instante fue aquel en el que nuestras miradas se enlazaron por vez primera.



Sólo en ese momento algo surgió, y ya nada volvió a ser lo mismo...



A veces, una simple mirada, abrió un mundo lleno de esperanzas, de ilusiones falsas.



A veces, me devolvió la alegría. Otras, hizo que mi corazón latiera con más fuerza, haciendo sentirme insegura...



A veces, una simple mirada, reflejó la mía... mirada tímida, cargada de palabras...



A veces me hirió, rompiendo en un instante todo mi mundo.


A veces logró, que mi corazón entendiera que vivió en una mentira. Sumergiéndome en la tristeza.



A veces una simple mirada, dice mucho más que unas cuantas palabras...



A veces su mirada hizo que me sintiera en las nubes,

que creyera que todo podía suceder.



A veces me confundió, rompiendo mis sueños.



A veces su mirada se cruza con la mía,

y es allí cuando quisiera detener el tiempo y descifrar que dice.



Es allí cuando quisiera que mi mirada fueran las palabras que brotan de mi alma...

12 de marzo de 2008

Sobre la timidez y otros temores...

Mi timidez comenzó a manifestarse en mayor grado cuando comencé el colegio secundario, recuerdo que al final de todos los semestres en la parte de sugerencias del informe los profesores citaban: "se sugiere mayor participación en clase, puesto que sus aportes pueden ser muy productivos para sus compañeros", era gratificante ver que pese a que no hablaba nada en clase confiaban en mí, por eso siempre me proponía lo mismo, cuando sepa la respuesta voy a la levantar la mano... Pero no... no conseguía hacerlo, me sentía impotente ya que algunos respondían tan erróneamente pero con total seguridad... mientras retumbaban en mi cabeza las respuestas que yo daría pero que no era capaz de expresar por el miedo a equivocarme.
Solo interactuaba con un pequeño grupo de amigas, con el resto practicamente no cruzaba palabra...


Debo decir que con pequeños pasos estoy pudiendo superarla, no he logrado participar abiertamente en las clases, pero sí mejorar mi interacción con mis pares, mi grupo de amigas es mas amplio que el que tenía hace unos años, siempre hago planes para los fines de semana, tengo mas trato con mis compañeros de universidad que el que tenía con mis compañeros de secundario...


Pero continúo siendo excesivamente auto exigente conmigo misma, las acciones que en los demás no me resultan reprochables en mí si lo son. Trato de cambiar eso, de permitirme cometer errores, de no reprimir tanto aquello que quiero hacer. Unas veces lo consigo, otras me es imposible...


Ayer una amiga me dijo que no parecía una persona insegura, que al llegar a un lugar me imponía. Sinceramente me sorprendió... En cuanto a mis capacidades intelectuales no soy demasiado insegura, confío en mí... sin embargo en otros aspectos... diría que en el plano sentimental es en el que mas temores tengo.


Durante el último tiempo, me surgió el temor de no poder enamorarme de otra persona, de no ser capaz de encontrar a alguien que me quiera, de que no aparezca ese alguien...


7 de marzo de 2008

Ruedan preguntas en mi cabeza, pero sé que no contestarás...

Terminó al fin la primera semana de clases, me pareció larga, por momentos insoportable... Tal vez porque esperaba comenzar y que cuando me cruzara con él no sintiera nada, o que al menos no me afectara demasiado, que tan solo fuera uno más de mis compañeros...


Como explicar que sentí que tres meses sin clases no habían sido suficientes, que parecía que el tiempo se hubiera estacionado en aquel 20 de noviembre cuando rendimos nuestro último examen parcial, que no había cambiado nada de lo que sentía en aquel entonces... Nada...


Quisiera ser capaz de entender muchas de sus actitudes, como porque se vuelve distante e indiferente cuando me acerco a hablar con un amigo que casualmente estaba hablando con él, no fue con la intensión de coartar su conversación, simplemente teníamos que entrar a clase y faltaban unos minutos. Estaba allí, sentado, pero en otro planeta, con la mirada absorta en la pared. Yo estaba nerviosa, me di cuenta cuando me sorprendí doblando y desdoblando un papel que había sacado del bolsillo, pero pese a eso me quedé, compartí aquel momento con mis compañeros de clase. Él parecía a kilómetros de distancia...


Otras veces, parece que escapa, fue en ese instante cuando me sentí pésimo... Bajamos en la misma parada, a unos pasos de distancia caminaba con dos compañeros, mientras yo iba con dos amigas... Cuando los otros chicos empezaron a caminar mas despacio para ir con nosotras él se dio vuelta, nos vio y se adelantó, pronto se había alejado lo suficiente.


Sé de su timidez y soy capaz de entenderla porque la sufro tanto o más que él, pero no acabo de comprender esas reacciones. Mis pensamientos no dejan de torturarme, hace que piense que le caigo mal, o que en verdad intuye lo que siento y por eso intenta alejarse. No me cabe otra respuesta. Sin embargo no siempre se ha comportado así y eso es lo que me confunde, porque de nuevo..?
Me pregunto si alguna vez sabré que pasa por esa cabecita, que piensa cuando se evade y parece tan antipático al resto de las personas...

No fue sencilla la primera semana, espero que el resto del cuatrimestre sea más ameno...

27 de febrero de 2008

Tengo una soledad tan concurrida, tan llena de nostalgias...

El lunes rendí el último examen final de ésta época, había dedicado bastante tiempo para estudiar, pero cuando entregué mi examen no salí con la certeza de que me haya ido bien, tendré que esperar al menos una semana para saber si aprobé o no. Me dolería bastante no hacerlo porque entonces habría desperdiciado mi tiempo en lugar de aprovechar los últimos días antes de comenzar nuevamente las clases...

El tener que estudiar fue uno de los motivos por los cuales tuve abandonado este espacio, pero otro y quizás el mas importante es que sentía que no tenía nada para escribir, que lo que daba vueltas por mi cabeza estos días no valía la pena escribirlo, porque ya estaba rondando siempre sobre lo mismo. Además encontraba en las horas de estudio la forma de acallar mis pensamientos. No creo que la forma de sentirme mejor sea huir de lo que siento, pero en estos momentos fue lo único que se me ocurrió. Si escribía algo, era remover todo lo que me dolía, y no estaba dispuesta a pagar ese precio.

Hasta el lunes que comienzan las clases estoy de vacaciones y no puedo negar que tengo miedo. Miedo a mi tiempo libre. A que estos espacios de ocio conviertan mi mente en mi cárcel imaginaria. En que mis pensamientos sean los carceleros.

Sé que está en mí que eso no ocurra, en no encerrarme en casa, en no dejar que pensamientos irracionales se apoderen de mí...

Estados de ánimo (Mario Benedetti)


Unas veces me siento

como pobre colina

y otros como montaña

de cumbres repetidas.




Unas veces me siento

como un acantilado

y en otras como un cielo azul pero lejano.



A veces uno es

manantial entre rocas

y otras veces un árbol

con las últimas hojas.



Pero hoy me siento apenas

como laguna insomne

con un embarcadero

ya sin embarcaciones

una laguna verde inmóvil

y paciente, conforme

con sus algas sus musgos y sus peces,

sereno en mi confianza

confiando en que una tarde

te acerques y te mires,

te mires al mirarme.