Doná comida gratis

7 de marzo de 2008

Ruedan preguntas en mi cabeza, pero sé que no contestarás...

Terminó al fin la primera semana de clases, me pareció larga, por momentos insoportable... Tal vez porque esperaba comenzar y que cuando me cruzara con él no sintiera nada, o que al menos no me afectara demasiado, que tan solo fuera uno más de mis compañeros...


Como explicar que sentí que tres meses sin clases no habían sido suficientes, que parecía que el tiempo se hubiera estacionado en aquel 20 de noviembre cuando rendimos nuestro último examen parcial, que no había cambiado nada de lo que sentía en aquel entonces... Nada...


Quisiera ser capaz de entender muchas de sus actitudes, como porque se vuelve distante e indiferente cuando me acerco a hablar con un amigo que casualmente estaba hablando con él, no fue con la intensión de coartar su conversación, simplemente teníamos que entrar a clase y faltaban unos minutos. Estaba allí, sentado, pero en otro planeta, con la mirada absorta en la pared. Yo estaba nerviosa, me di cuenta cuando me sorprendí doblando y desdoblando un papel que había sacado del bolsillo, pero pese a eso me quedé, compartí aquel momento con mis compañeros de clase. Él parecía a kilómetros de distancia...


Otras veces, parece que escapa, fue en ese instante cuando me sentí pésimo... Bajamos en la misma parada, a unos pasos de distancia caminaba con dos compañeros, mientras yo iba con dos amigas... Cuando los otros chicos empezaron a caminar mas despacio para ir con nosotras él se dio vuelta, nos vio y se adelantó, pronto se había alejado lo suficiente.


Sé de su timidez y soy capaz de entenderla porque la sufro tanto o más que él, pero no acabo de comprender esas reacciones. Mis pensamientos no dejan de torturarme, hace que piense que le caigo mal, o que en verdad intuye lo que siento y por eso intenta alejarse. No me cabe otra respuesta. Sin embargo no siempre se ha comportado así y eso es lo que me confunde, porque de nuevo..?
Me pregunto si alguna vez sabré que pasa por esa cabecita, que piensa cuando se evade y parece tan antipático al resto de las personas...

No fue sencilla la primera semana, espero que el resto del cuatrimestre sea más ameno...

6 comentarios:

Ronan dijo...

Vaya, Solcito, entiendo muy bien esas cosas que cuentas. A mí también las dos posibilidades que cuentas me parecen las más posibles... La única solución que se me ocurre es que a través de algún amigo de él llegaras a saber qué ocurre... Pero supongo que no tienes esa posibilidad o la habrías usado ya.
No sé, trata de comportarte con normalidad a su alrededor, de no parecer muy atenta a lo que hace o dice, de no huir ni tampoco ir explícitamente hacia él... Sé que es complicado... tal vez si él nota que no estás muy atenta a él se relaje un poco...

Ya nos irás contando!

israel dijo...

Pues es difícil saber lo quepiensa otra persona,el porqué se comporta de una determinada forma y a veces hacemos interpretaciones erróneas pero la verdad es que te has de sentir impotente y eso es lo peor.

Quizá conforme avance el curso lo iras sabiendo.

No conozco del todo la historia pero el no sabe que te gusta?
Yo creo que al final eso se sabe,alguien se lo dice a alguien y así hasta que la persona se entera o quizá no lo sabe,tal vez la timidez o la inseguridad.

Quizás como dice ronan a través de una tercera persona puedas averiguar algo.

Espero que todo te vaya bien e intenta no comerte la cabeza aunque ya sabemos lo difícil que es eso.

Solcito dijo...

Ronan: Antes le huía... y ahora no voy explicitamente hacia donde él está, esa semana se dieron así las cosas porque estaba con los chicos con los que me junto desde que ingresé a la universidad...

No tengo la posibilidad de averiguarlo a través de un tercero por dos razones:
1º) Solo tres amigas que van conmigo a la universidad lo saben, preguntarle a alguien más sería exponerme a que me pregunten el porque me interesa saber de su comportamiento.

2º) Los chicos con los que se está juntando ahora en la facultad son los mismos con los que me junto yo, y deben estar también desconcertados respecto de lo que hace... Sus amigos no estudian con nosotros...

En lo que va de la semana nos hemos estado ignorando, me incluyo...

La indiferencia duele muchisimos, no solo padecerla sino también aplicarla con alguien, pero no puedo hacer otra cosa en estos momentos...

Un besito.

Solcito dijo...

Israel: Sabés? yo creo que él lo sabe, no solo eso justificaría porque actúa así delante mío, sino por un comentario de un amigo suyo hace mas de un año un sábado por la noche... No pude quitarme esa situación de la cabeza... Él se había parado a mi lado y su amigo de frente al lado de mi amiga, estuvieron unos minutos ahí, cuando el amigo le dijo luego de mirarme fijo: "A lo mejor espera algo" y se fue... Me quedé helada, pero no me salió preguntarle nada, porque ese comentario? qué creía que esperaba?

Intento no pensar demasiado... Espero esto pase pronto...

Un beso.

kokrann dijo...

Yo creo que no todas las personas tímidas se comportan de un mismo modo siempre. Cada uno tiene su personalidad. ¿Por qué vas a caerle mal? Seguro que le caes bien...

¿Has pensado que tal vez sepa que a ti te gusta? Te imaginas que se comportase así porque sabe que te gusta mucho mucho?

Un beso.

Solcito dijo...

Kokrann: Sí, por suerte todos tenemos personalidades distintas, sin embargo hay ciertos patrones de comportamiento que los tímidos repetimos, aunque seguramente otros que no...

Si sabe que a mi me gusta me está resultando una manera muy poco madura de intentar "decirme" que yo no le intereso...

Un beso grande.