Doná comida gratis

9 de abril de 2008

Detrás del cristal...


Un amplio cuarto, de color tranquilo, con los muebles y objetos adecuados, no sólo conforma mi refugio, sino que también refleja claramente quién y cómo soy.



Las páginas en blanco de un cuaderno que un día empecé a escribir,

representan aquella vez en la que creí que todo cambiaría, en la que creí ver el amor...


Pero que por cobardía tal vez, o por falta de confianza en mí misma, sólo escribí las primeras páginas. Pronto aquel cuaderno que tanto me costó conseguir quedó apilado en la biblioteca.



Esa biblioteca de sueños, palabras y anhelos.

Mis libros sin leer, son todas aquellas cosas que quise hacer pero no me atreví.



Mi cuarto es sencillo, con mucho espacio, demasiados recuerdos...



Sentada en la cama observo a través de mi ventana el exterior, el cual me deslumbra y provoca una lucha en mí.



La tarde parece cálida, pero no me atrevo a comprobarlo.



Quizás por miedo a estar equivocada permanezco sentada tras el cristal. ¿Esperando qué?



¿Qué la suave brisa se cuele a la habitación y me de la seguridad que no sentiré frío?



¿Por cuánto tiempo más estoy dispuesta a esquivar los tibios rayos del sol por miedo a que me sorprenda una tormenta?



¿Por cuánto tiempo permaneceré encerrada?




Detrás del cristal soy tan solo una espectadora de mi propia vida, haciendo sólo lo que creo seguro, aquello que no me lastimará...



Sintiéndome vacía por no atreverme a tocar aquella flor, sólo porque creo que tiene espinas que me pueden hacer sangrar cuando la tome entre mis manos.



Permanezco tras la ventana, inmóvil, pareciendo estar bien, pero llena de heridas, de sueños rotos...



Continúo sentada en mi habitación, mirando sin ver tal vez...



Contemplando como la noche se aproxima, contando las horas que faltan para contarle a mi almohada las penas de un día más, que como tantos otros pasó sin que prácticamente me percatara...



Un día más que pasé llorando en silencio.

8 comentarios:

Neón dijo...

Es extraña la sensacion, es extraño el sentimiento.. es extraño tomar el rol de expectador en la vida de uno mismo. Yo vivi esas sensaciones, esos pensamientos.
En algun momento, cuando sientas que todo te supere, en ese momento no te va a importar nada, en ese momento clave donde ya no te importa hacer las cosas bien o mal es cuando vas a reaccionar. Un consejo mio: cuando llegue ese momento, aprovecha para arriesgarte a hacer todas esas cosas que no te animas por ese miedo que te persigue y te rodea. Aprovecha a salir y tomar esa flor que ves a traves del cristal, si tenia alguna espina notaras que la herida no es tan grande como pudiste pensar, que sanara y la proxima sabras elegir que flor tomar.
Solo pasa por eso: arriesgate!. No te insisto con que lo hagas ahora mismo, cuando sentiras mucha presion al intentarlo (seguro ya lo has intentado), sino que aproveches el momento en que sientas que vas a "estallar" y que ya no puedas mas. En esos momentos uno se vuelve muy impulsivo y puede hacer las cosas bien o mal, por eso te sugiero que hagas lo que te digo.

Me gusta mucho tu blog. Me siento identificado con tu personalidad.
Espero muchas cosas mejoren en tu vida, y puedas transmitir alguna alegria que vivas, mas alla de las tristezas que comunican tus textos. Yo se que las cosas son como son y uno no debe fingir lo que no es, por eso solo espero que la felicidad te llegue y te invada tu corazon.

Atte. Neón

kokrann dijo...

Creo que fuiste tú la que me contaste que al mes teníamos inevitablemente unos cuantos días malos. Supongo que uno de ellos será el que te habrá hecho escribir este post. Debes sentirte orgullosa de tener el blog. De alguna forma te desahogas...

Todo es cuestión de actitud. Yo estoy convencido que algún días lograrás atreverte a saltar esa valla que tú misma creaste. Yo lo intento y voy saltando las mías, aunque algunas poco a poco.

Mucho ánimo. Mañana va a salir otra vez en Sol...Besos

israel dijo...

La verdad es que me iba identificando a medida que leía todo lo que has escrito,así es mi vida también solcito pero bueno quizá un día todo cambie o quizá no pero nunca hay que perder la esperanza porque detrás de ella ya no queda nada.

Me parece que no te he animado mucho pero yo tampoco estoy para animar mucho.

Un saludo.

Ana dijo...

Es bonito contemplar la vida a traves del cristal. tranquila, inmovil, sabiendo que nada puede hacerte daño... pero mas bonito es abrir esa puerta que te conduce al esterior y sentir en la piel el dulce calor del sol, oler esa flor que crees que puede hacerte daño, andar en compañia de las personas que como tu tienen una direción, y quizas cruzarte y mirar a los ojos a el causante de tus días tras el cristal.. quizás una sonrisa se dibuje en su rostro y te invite a tomar algo. Tras el cristal no lo sabras.
Un besito cariñoso!

@ngelito dijo...

Me parece precioso lo que has escrito y a la vez triste de leer, porque expresas con claridad tus sentimientos de soledad. ¿Quién no ha sentido esas sensaciones alguna vez en la vida? Pero no podemos lamentarnos constantemente pensando en que la vida no tiene sentido, en que tenemos miedo a..., en que estamos hartos de todo, en que el tiempo pasa sin más y percibes como lo estás desaprovechando.
Yo te animo a leer algunos libros, que en mi opinión tienen un buen contenido y te harán recapacitar y ver las cosas desde otra perspectiva, porque....

...no debemos indentificarnos con nuestros pensamientos que provienen del pasado ni tampoco pensar en que sucederá con nuestra vida en un futuro. Solo tienes este momento, ahora y nada más. Vive el presente y olvida todo lo demás. Siente el agua de la lluvia caer sobre tu piel, la brisa del mar acariciando tu pelo, los rayos de sol iluminando tu camino, el abrazo de un amigo que quiere como nadie, el olor de las flores en primavera. Siente y nada más, se consciente del momento, de cada momento de tu vida, porque es lo único que tienes realmente. Mañana no sabemos que ocurrirá, pero hoy sí. Sabes que estás vivo y que estás aquí.



Libros recomendados:

"El poder del ahora - Eckhart Tolle"

Aprendiz de sabio - Bernabé Tierno


Saludos.

Solcito dijo...

Neón: Ante todo bienvenido a mi blog y gracias por tus palabras. Sé que vale la pena arriesgarse, es mejor arrepentirse por haber hecho algo que por no haberlo hecho...
Estoy en constante lucha hacia la salida del "túnel", a veces me supera, me agobio y es cuando surgen esas palabras que hay en mi blog...
Espero pronto comunicar alegrías :)

Saludos.

-----------------------------------

kokrann: sí, creo que fui yo la que te dijo que en el mes es inevitable tener momentos de bajón...

Después de la tormenta siempre sale el sol, verdad? Aunque desearía no tener días de tormenta...

Seguro que unas vallas cuestan mas que otras, solo no debo darme por vencida (ni aún vencida)...

Besos

-----------------------------------

Israel: espero estés mejor... mi intensión al escribir es desahogarme, no importa si tus palabras reflejan similar sentimiento que el mío y como dijiste no me animan, no importa.

Ánimo! Besos.

-----------------------------------

Ana: gracias por tus palabras, sin duda en el exterior se contemplan cosas más agradables que detrás del cristal.. sólo debo decidirme a dejarlo atrás completamente.

Besos.

-----------------------------------

@ngelito: bienvenido a este, mi espacio... Muchas gracias por tus palabras, es completamente certero: "Siente y nada más, se consciente del momento, de cada momento de tu vida, porque es lo único que tienes realmente".

Voy a tomar nota de los libros que mencionas, así cuando tenga un tiempito libre los leo.

Saludos.

@ngelito dijo...

Si quieres ser feliz acepta las cosas que no tienen remedio, ya que no está en tu mano poder cambiarlas. Y lucha por aquellas que sí tienen solución, o que crees que puedes cambiar y mejorar. Hazlo por tí, por tu felicidad, así te sentirás mejor y harás mas felices a todos los que te rodean.

Si estas triste sonrrie, por que no hay mayor tristeza, que la tristeza de no verte sonreir.

Lo peor de la tristeza es que te ciega y pierdes el rumbo.

Besos.

Solcito dijo...

Grancias angelito... Es cierto, las cosas que no puedo remediar no deberían hacerme sentir mal y el modo de hacerlo es aceptarlas...

Muchas gracias.

un beso